Quemaduras Solares en los Niños.

La insolación es una entidad ocasionada por la exposición prolongada  al sol  acompañada por náuseas, vómitos, cefalea, calor de la piel, sopor, somnolencia, y alteración de las fibras musculares

En casos extremos pueden observarse convulsiones y otras afecciones graves

Hay que distinguir la insolación del eritema solar  que es mucho menos graves. La insolación puede tener efecto aún en la sombra bajo techo o  por el reflejo de los rayos solares.

Una quemadura solar es fácil de reconocer los síntomas  dependen de la gravedad de la misma. Una quemadura leve se presenta como un enrojecimiento de la piel que además está caliente al tacto puede estar acompañado de dolor y/o picor en la zona afectada  son signos que nos indican rápidamente que el niño se ha expuesto de forma inadecuada a los rayos solares.

Si la quemadura es más severa pueden presentarse además dolor más agudo, cosquilleos, hinchazón, ampollas, erupción cutánea, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, mareos, fiebre y escalofríos.

Si su hijo presenta cualquiera de los síntomas de una quemadura severa o si la superficie afectada es muy extensa, es decir, el niño tiene gran parte del cuerpo quemado, es necesario acudir al médico cuanto antes para que pueda evaluar la gravedad de la misma y establecer el tratamiento más adecuado a seguir.

Los síntomas y efectos de las quemaduras pueden tardar hasta seis horas en presentarse y son más agudos a las 24 horas de la exposición solar. Varios días después la piel puede empezar a descamarse

Los pequeños, especialmente los lactantes, son muy sensibles a la radiación solar se queman con facilidad y corren riesgo de deshidratarse. Además aunque estén bajo la sombrilla, la radiación se refleja hasta en un 30% y pueden quemarse con facilidad

El tratamiento de la insolación consiste en el trasladar al paciente a un lugar fresco, compresas frías  bañar al niño en agua fresca, no demasiado fría y nunca caliente. Es mejor no utilizar jabón ya que puede aumentar la irritación de la piel no se debe frotar la piel para secarla sino dar leves golpes con la toalla para no irritar más la piel. Un niño que ha sufrido una quemadura solar tiene más riesgo de padecer deshidratación por lo que es importante que ingiera abundantes líquidos durante los dos o tres días después de sufrir la quemadura solar. El agua debe ser siempre nuestra primera opción para hidratar al niños y si es necesario aplicar hidrocortisona tópica indicada por su dermatólogo

Para evitar la insolación en los niños lo más importante es la protección solar.

Se denomina foto protección al conjunto de medidas que se puede instaurar con el fin de proteger la piel de la agresión producida por la exposición a los rayos solares, estas incluyen medidas físicas como el uso de ropa con protección solar, lentes, gorros, sombrillas y el uso de foto protectores con la idea de prevenir los daños de la radiación solar

Por lo que se recomienda deben ir a la playa mayores de 6 meses y no exponerse al sol en las horas de 11:am a 4:pm lo ideal es al final de la tarde

La exposición a las radiaciones no debe de ser por mas de media hora dado que la piel del niño es mas delgada y mas sensible siempre colocar filtros solares específicos para su edad sin perfumes y sin alcohol para evitar dermatitis de contactos e irritaciones

Entre los 6 meses y los 3 años, especialmente en los menores de un año optaremos por los filtros físicos/minerales  , estos actúan inmediatamente después de la aplicación y es importante en todos ellos que comprueben en el envase que sean de amplio espectro, es decir, que cubran frente a rayos UVA y UVB (que no todos lo son).

filtros químicos los usaremos en mayores de 3 años tienen una protección igual o mayor a 30, preferiblemente 50 y deben ser específicos para niños .  Actúan 20 minutos después de su aplicación   y deben aplicarse con anterioridad a la exposición solar, los ideales son los resistentes al agua

Debemos así mismo vestir al niño con prendas de algodón que no sean demasiado ajustadas para que no le rocen la piel enrojecida. Evitar la lana y los materiales sintéticos sobre la piel afectada.

las medidas de foto protección se aconsejan en todas las edades, pero deben ser más intensas en la población infantil y juvenil dado que el 80% de nuestra exposición al sol tiene lugar antes de los 18 años, por lo que el uso adecuado de protectores solares en la infancia y la adolescencia puede reducirla incidencia de cáncer de piel no melanoma.

Dra. Emma Guzman de Cruz

Dermatologa

Acerca de Nosotros

Somos una Unidad Dermatologica a tu servicio desde 1992.

Nuestro Horario

Lunes - Miércoles 9:00 AM - 2 PMJueves - Viernes 11:30 AM - 2 PM

Contacto

Av Simón Bolívar 208, Gazcue, Santo Domingo, República DominicanaTeléfonos: (809) 685-8478 (809) 688-3155 ext 265Email: emmaguzman729@hotmail.com

Dra, Emma Guzmán Unidad Dermatológica.
Todos los derechos reservados. Desarrollado por Pixroi